Historias de Amor

Historias de Amor

Todos los días lo veía pasar desde mi asiento del autobús, absorto y despeinado, cargado con múltiples cachivaches de oficina. Un día llevaba un ordenador portátil casi fuera de la funda, otro hablaba con un móvil mientras escribía por otro. Y así, día tras día. Tenía...